lunes, 07 de marzo de 2005
19 visitantes en línea
 Portada | Noticias | Artículos | Foros | Monográficos | Videoteca | Biblioteca | Escaparate Fnac | Cine | Viajes| Consultorio | Juegos


 

Prisiones infantiles en la Inglaterra victoriana

El Archivo Nacional británico ha puesto en su sitio web un conjunto de 600 documentos escaneados que documentan los castigos inhumanos a que eran sometidos los menores que cometían el mínimo delito, un simple hurto, en la Inglaterra victoriana.

Los documentos, que incluyen la fotografía de cada niño, ilustran la suerte que corrieron muchos de los condenados, muy similar a la descrita por Charles Dickens en su famosa novela «Oliver Twist», según se desprende del historial criminal que acompaña a las fotos de esos niños.

El concienzudo trabajo del Archivo Nacional del Reino Unido ha logrado aglutinar dos volúmenes de imágenes en los que se recogen los historiales delictivos de niños prisioneros en la cárcel de Wandsworth en el período comprendido entre 1872 y 1873 y bajo el duro sistema penal de la Inglaterra victoriana, en el que un niño podía ser sometido a sesiones de terribles azotes y un mes de trabajos forzados simplemente por haber robado un conejo.

Son los casos de George Davey, el preso nº4100 de sólo 10 años, que fue condenado a un mes de trabajos forzados por el robo de dos conejos, y de Sarah Anna Cooker, una sirvienta, de 13, acusada de hurto, que fue sentenciada a un mes de trabajos forzados, seguido de cuatro años en un reformatorio.

El niño preso nº6274, de nombre James Hempson y 13 años de edad, fue azotado y tuvo que realizar cuatro días de trabajos forzados por robar unos higos para alimentarse, mientras que Geoffrey Jefreys pasó cuatro años en un reformatorio por el hurto de dos trozos de hierro.

Los trabajos forzados de entonces, según testimonio de otro escritor que conoció él mismo la prisión, aunque por otras causas, el irlandés Oscar Wilde, eran de extrema dureza, sobre todo para aquellas criaturas medio famélicas.

Seiscientas fotografías de archivo, acompañadas de textos en que se señala la edad, el lugar del delito y la duración del castigo impuesto, son accesibles por internet, de forma que cualquier ciudadano puede investigar si alguno de aquellos pequeños delincuentes figura entre sus antepasados. Además, la institución británica pretende con esta iniciativa servir de ayuda a historiadores que trabajan sobre una época en la que la infancia fue tratada desde un punto de vista irrealmente romántico.


[Hemeroteca]
info@portaldehistoria.com



 
© ASOCIACIÓN PARA LA DIFUSIÓN DE LA HISTORIA EN INTERNET. Marcos del Torniello, 23 3-D. Avilés, 33400 Pdo. de Asturias-España.   info@portaldehistoria.com  |Aviso legal | Política de privacidad |